Boletin "Chiapas al Dia" No. 585

E-mail Imprimir PDF

Boletin "Chiapas al Dia" No. 585
CIEPAC, CHIAPAS; MEXICO.
(21 de junio de 2010)

INTEGRACIÓN PARA EL DESPOJO: EL PROYECTO MESOAMÉRICA,
O LA NUEVA ESCALDA DE APROPIACIÓN DEL TERRITORIO
(TERCERA DE TRES PARTES)

Mariela Zunino - 21-junio-2010 - num.585
CIEPAC, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas

¿Y qué hay del Proyecto Mesoamérica en Chiapas?

Funcionarios del PM ven a Chiapas como una entidad estratégica para cumplir con los objetivos del proyecto. En palabras del coordinador general del proyecto, Juan Bosco Martí: "Es Chiapas el mayor aliado del programa, tomando en cuenta su posición geoestratégica"(23).

Como parte del PM, el gobierno de Juan Sabines está dando fuerte impulso principalmente a dos programas:

* agrocombustibles: el gobierno estatal pretende convertir a Chiapas en el estado puntero en la producción de agrocombustibles.
De hecho, hoy Chiapas es el primer productor de biodiesel del país. Existen más de 10 mil hectáreas de jatropha o piñón sembradas en Chiapas. Miles de hectáreas que antes eran dedicadas al autoconsumo han dejado lugar a siembra de plantas que pueden convertirse en combustibles que ya están alimentando vehículos en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.

Etanol a partir de caña de azúcar, biodiesel con aceite de palma africana y piñón, lubricante para aviones a partir de la higuerilla, todos estos cultivos ya se están dando en Chiapas.
Aunque no son cultivos alimenticios, sí ocupan tierras que podrían dedicarse al cultivo de alimentos. Al abandono de la milpa lo llaman "reconversión productiva", su objetivo: plantar especies que sean más redituables para el campo chiapaneco. En palabras de Juan Sabines:

"Con la reconversión productiva en las regiones donde había tala y sólo se producía maíz para autoconsumo, hoy los campesinos chiapanecos están devolviendo la vocación de la madre tierra, reforestando con árboles frutales sin dejar de producir maíz pero abandonando las prácticas nocivas para el medio ambiente. Con la reconversión productiva y en acuerdo con las asambleas ejidales, se estimula el cultivo de productos más sustentables y que generan ingresos a las familias del campo."(24)


Juan Sabines está impulsando un ambicioso programa de siembra de aceite de palma en Chiapas, ya hay 30 mil hectáreas sembradas en
las zonas Soconusco y Selva, y se busca llegar a las 900 mil hectáreas. El producto de esta planta es conocido como "diesel de la deforestación", ya que ha causado la devastación de grandes extensiones de selvas en Colombia, Ecuador e Indonesia.
Sin embargo, como parte del Programa Mesoamericano de Biocombustibles, se instaló en Chiapas una planta de procesamiento en Puerto Chiapas, con tecnología y asesoramiento colombiano. Los funcionarios parecieran desconocer las experiencias de despojo, desplazamiento y deforestación a causa de la expansión de los agrocombustibles en Colombia, al afirmar que "se coincide con la política de países como Colombia, que en la experiencia de la empresa Corpoica, utilizan principalmente tierras ociosas para la producción de cultivos no comestibles para la materia prima de biocombustibles."(25)

Para las y los campesinos, que Chiapas produzca agrocombustibles significa desalojos forzosos y desplazamientos, una mayor concentración de tierras y recursos naturales, la pérdida paulatina de la agricultura familiar y campesina, la destrucción de la biodiversidad y la imposición de condiciones de trabajo precarias e inhumanas, como lo demuestra la experiencia en países como Colombia y Brasil, donde la implantación del modelo de los agrocombustibles ha derivado en la violación sistemática de los derechos humanos de campesinas y campesinos.

* "Ciudades Rurales Sustentables": es un plan de viviendas que pretende concentrar a la población dispersa de áreas rurales en centros urbanos construidos en gran parte por empresas, donde la gente abandone su tierra y su milpa para convertirse en mano de obra barata para la agroindustria y las maquiladoras. Las Ciudades Rurales de Chiapas forman parte entonces del entramado neoliberal de planes, proyectos y negocios que están avanzando sobre México.
Juan Sabines identifica a la dispersión poblacional como la principal causa de la pobreza en el estado, por lo cual propone este modelo como mágica solución a los problemas que azotan el campo. Sin embargo, la idea original de la construcción de Ciudades Rurales no proviene del gobernador de Chiapas sino que surge primero en las instituciones multilaterales como el Banco Mundial y el BID.(26)

El proceso de reordenamiento territorial por detrás del proyecto de Ciudades Rurales busca la liberación de áreas naturales y sitios donde hay importantes recursos, puesto que allí se colocan los intereses de varias transnacionales, sean mineras, agroindustriales, o empresas interesadas en proyectos turísticos, en los bancos genéticos, las patentes farmacéuticas, el embotellamiento del agua dulce, o la captura de bonos de carbono. Entonces, toda esa gente que "estorba" va a parar al modelo de Ciudades Rurales, convirtiéndose en "ejercito industrial de reserva" para el trabajo en las plantaciones de exportación o para agrocombustibles, en las minas, en las maquiladoras o en áreas de servicio, como chóferes o meseras en centros turísticos. La población reubicada pasa a estar bajo control del estado y la lógica empresarial, quedando rotos y pisoteados los lazos comunitarios.

Hoy en día más de 2 mil personas viven en las más de 400 viviendas apiladas en la primera Ciudad Rural construida en el estado, Nuevo Juan del Grijalva. La segunda se construye en Santiago el Pinar, uno de los municipios más pobres de Chiapas y a la vez región donde por años se han dirigido las prácticas contrainsurgentes del gobierno por su cercanía a los conclaves del EZLN.

Las Ciudades Rurales de Chiapas forman parte entonces del entramado neoliberal de planes, proyectos y negocios que están avanzando sobre México a través del Proyecto Mesoamérica.

Asimismo, se pretenden construir en Chiapas más de 10 represas hidroeléctricas bajo el esquema del PM. La Comisión Federal de Electricidad (CFE) planea construir un complejo de presas sobre el río Usumacinta, conectando el polémico proyecto hidroeléctrico Tenosique, antes Boca del Cerro, con un sistema de cinco represas sobre el cauce del río. Esta presa, ubicada en territorio compartido entre Chiapas, Tabasco y el Petén, Guatemala, carga con una larga historia de idas y venidas acerca de la viabilidad de su construcción. Hoy, con el Proyecto Mesoamerica, su implementación es vital para el funcionamiento de la interconexión eléctrica de los países miembros.
Sin embargo, los argumentos en contra de su construcción siguen siendo contundentes: la represa impactaría en un área de más de 1600
hectáreas, destruyendo una de las zonas de mayor riqueza biológica, cultural y arqueológica de México y Guatemala.

La construcción de represas hidroeléctricas en Chiapas, como en el mundo, amenaza de forma directa el territorio de las comunidades campesinas. El despojo de sus tierras, sus ríos y ecosistemas es el precio a pagar por los pueblos para que el beneficio real de estas obras siempre recaiga en el sector empresarial e industrial, en alianza estratégica con los gobiernos.

¿Por qué las organizaciones y movimientos sociales se oponen al Proyecto Mesoamérica?

* Porque muchas veces no deja otra opción en las comunidades mas que migrar...

Desde la puesta en marcha del PPP la migración de mexicanos y mexicanas a los Estados Unidos ha alcanzado cifras muy elevadas.
La aplicación de megaproyectos en las comunidades no hace más que empeorar la situación crítica que vive la economía campesina del maíz a causa de la importación de maíz barato y transgénico desde Estados Unidos, más que nada desde la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Muchos campesinos y campesinas se ven forzados a abandonar sus milpas y hogares porque en su tierra las alternativas de subsistencia son pocas y cada vez más difíciles.

La llegada de proyectos a sus comunidades no les ofrece más que empleos precarios, mal pagados y en condiciones de explotación extrema. Además, muchas veces estos proyectos vienen acompañados de la presencia de militares y paramilitares que se convierten en guardianes de los intereses de los empresarios, generando zonas de conflicto y convirtiéndose en otro factor de expulsión de población.

Los campesinos migrantes, a los cuales cada vez más se suman mujeres e indígenas, se enfrentan a una serie de violaciones de sus derechos humanos a lo largo de su ruta hacia en norte, situación que muchas veces se mantiene cuando logran cruzar la frontera y conseguir un empleo. Miles de historias revelan los sufrimientos que deben atravesar al ser expulsados de sus comunidades por la llegada de megaproyectos que supuestamente les traerán bienestar y progreso. El Proyecto Mesoamérica implica entonces el desplazamiento forzado de población, proceso
funcional a la lógica del reordenamiento territorial implícito en este tipo de proyectos.


* Porque pone en riesgo la biodiversidad de toda la región mesoamericana. Las carreteras, las redes de interconexión eléctrica, las extensas zonas de monocultivos, las represas, todos estos megaproyectos provocan serios daños a nuestra madre tierra, tumbando selvas, derribando bosques, contaminando aguas y suelos, cambiando el cauces de los ríos... Los estudios de impacto ambiental de estos proyectos son realizados como una mera formalidad, sin ser tomados en cuenta a la hora de ejecutar las obras, o muchas veces minimizan el verdadero impacto sobre los ecosistemas. El cambio de uso del suelo para la instalación de una agroindustria, una represa, un cableado eléctrico o el paso de una carretera constituye la más seria amenaza a la biodiversidad y los ecosistemas.


* Porque viola el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo. Las poblaciones indígenas no han sido consultadas ni involucradas en el diseño de estos proyectos que afectan de manera directa sus comunidades, sus ecosistemas y sus formas de vida. Esto viola el convenio 169 de la OIT, el cual México ha ratificado. A los impulsores del PM no les interesa en lo más mínimo la palabra de las comunidades, tampoco sus necesidades y demandas. Es más, la política de reordenamiento territorial no quiere a esas poblaciones en esos espacios, ¿entonces para qué tomar en cuenta su palabra?

Además, el convenio 169 de la OIT declara que las poblaciones tienen derecho a decidir sus propias prioridades en lo que atañe al proceso de desarrollo, con base en sus formas de vida, sus creencias, sus valores y su forma de relacionarse con la naturaleza. Este derecho a la autodeterminación queda continuamente vapuleado por la imposición de los megaproyectos de desarrollo neoliberal.

* Porque implica una mayor presencia militar y paramilitar en las comunidades...

El PPP en su nueva fase pretende imponer un corredor de seguridad a lo largo de los países mesoamericanos, lo cual se lee en el interés y la simpatía manifestada hacia planes de militarización y subordinación a la política regional estadounidense como lo es la Iniciativa Mérida. Implementar este tipo de planes significa resguardar -por medio de la coerción- los intereses capitalistas de empresas y gobiernos por sobre todas las cosas, inclusive los derechos de los pueblos. Significa caer bajo la lógica de la guerra contra el narcoterrorismo y la delincuencia organizada, donde la
definición del enemigo pasa a ser tan vaga e imprecisa que cualquier persona puede ser blanco de ataque, sea un luchador social, una persona que protesta o un migrante.

Porque los capitales exigen y demandan seguridad para invertir, en territorios con grandes riquezas en recursos, como el área que abarca el Proyecto Mesoamérica, es necesario imponer una "paz armada" que venda a las empresas una imagen de estabilidad social. De este modo, allí donde los intereses empresariales y gubernamentales tienen puesto sus ojos, la mayor presencia militar o la formación de grupos paramilitares, y por ende la violación de los derechos de campesinos y campesinas, se vuelven moneda corriente.

A manera de conclusión

En noviembre de 2008, el Banco Mundial publicó el informe sobre Desarrollo Mundial 2009, llamado "Una nueva geografía económica", el cual plantea que la integración económica es la vía fundamental para llevar el desarrollo a todos los rincones del mundo. La supuesta integración de los países de Mesoamérica a través del PM no se pretende bajo la lógica de la cooperación, y la experiencia ha demostrado que tampoco lleva el progreso y el bienestar a las comunidades indígenas y campesinas. Por el contrario, es una integración anexionista y extractivista, que pretende crear un enorme mercado mesoamericano dirigido desde los gobiernos y las empresas del norte.

En definitiva, en la nueva "versión" del PPP hay un reacomodo de proyectos y un nuevo marco institucional, pero la lógica por detrás sigue siendo la misma: la integración de los territorios para la explotación máxima de los recursos naturales a costa de los pueblos.
El objetivo sigue siendo el de asegurar los negocios de los grandes empresarios y los gobiernos, a costa del despojo de la tierra y el territorio de las y los campesinos y la consecuente violación de sus derechos humanos. Más aún, al hacerse visible el componente de seguridad regional bajo el Proyecto Mesoamérica, salta a la vista que en este tipo de planes el control económico va de la mano del control militar. En palabras del politólogo José Luis Cadena Montenegro:

"El territorio mesoamericano como objetivo geográfico del PPP constituye uno de los más aptos para cualquier proyecto geopolítico con miras a la consolidación del control económico y militar en el continente americano. Las facilidades de interconexión del Océano Atlántico con el Pacífico, las incalculables riquezas naturales no del todo explotadas, las necesidades insatisfechas de la población y como consecuencia, la mano de obra de bajo precio, así como las facilidades comerciales con Asia, África y Europa vía Pacífico y las potencialidades en el ámbito militar como cabeza de playa o retaguardia con gran capacidad logística, son características consideradas como estratégicas para la consolidación de una hegemonía mundial que poco a poco parece aproximarse a su punto culminante por parte de los Estados Unidos de América."(28)

Frente a ello, la alternativa sigue siendo la organización y articulación de los movimientos sociales en torno a la resistencia y la construcción de relaciones sociales y económicas diferentes en torno a la vida, la equidad y la justicia social. Vale mencionar la experiencia del Foro Mesoamericano de los Pueblos, el cual a lo largo de su largo caminar político desde su surgimiento en el año 2000 en Tapachula, México, ha centrado sus fuerzas en la construcción y articulación de movimientos y luchas en torno a la resistencia contra las diferentes expresiones del neoliberalismo, como los tratados de libre comercio o los planes de despojo como el PPP, actual Proyecto Mesoamérica.

"En estos años, efectivamente, la hegemonía neoliberal ha sido radicalmente confrontada por los movimientos sociales mesoamericanos, con propuestas construidas desde los pueblos y para los pueblos, propuestas que tienen en común el respeto por la vida y la urgencia de producir nuevas formas de relacionamiento entre las personas y las poblaciones y de éstas con la naturaleza."
(Declaración política del VII Foro Mesoamericano de los Pueblos)

La nueva escalada de apropiación del espacio común y del territorio propia del Proyecto Mesoamérica va en línea opuesta a los proyectos de construcción autonómica de los pueblos y comunidades indígenas. En Chiapas, los espacios de gestión autónoma del EZLN avanzan hacia la construcción de una nueva territorialidad, donde los planes y proyectos neoliberales no tienen cabida alguna. A lo largo de todo México, las organizaciones y movimientos ya son conscientes de que el Plan Puebla Panamá, ahora bajo nuevo nombre, sigue vivo y que por ello es necesario seguir haciendo frente, como se ha hecho hasta ahora, a esta avanzada del capital sobre los pueblos de Mesoamérica.

ANEXO:
Información adicional sobre Eje de Integración Productiva y Competitividad y Eje de Desarrollo Humano y su Entorno.

Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica

Eje de Integración Productiva y Competitividad

TRANSPORTE

Red Internacional de Carreteras Mesoamericanas (RICAM)
Corredor del Pacifico:
Algunos de los principales tramos:
El Zarco - Puente Popoya (Guatemala)
Nejapa - Nandaime - Frontera Peñas Blancas (Nicaragua)
Frontera Peñas Blancas - Barranca (Costa Rica)
Corredor del Atlántico:
Algunos de los principales tramos:
Libramiento Villa Hermosa (México)
Taulabe-Valle Comayagua (Honduras)
Acoyapa-Las Tablillas (Nicaragua)
Bajos de Chilamate - Vuelta Kooper (Costa Rica)
Corredor Turístico del Caribe:
Algunos de los principales tramos:
Lagunillas - Santa Elena (Guatemala)
La Pólvora -Paxcaman (Guatemala)
El Progreso-Tela-La Ceiba -Trujillo (Honduras)
Corredores Interoceánicos:
Algunos de los principales tramos:
Quebrachal-Guascorán (Interoceánico Honduras - El Salvador: Cortes - La Union)
Guachipelín-Barreal- San Miguel de Santo Domingo (Interoceánico Costa Rica)
Ramales y conexiones
Otras obras de la Red Internacional de Carreteras Mesoamericanas:
Puente internacional Chactemal sobre el Río Hondo (Belice - México): está ubicado en el Corredor Atlántico y el Corredor Turístico.
El puente tiene el objetivo de mejorar el tránsito en el cruce fronterizo entre Belice y México
Transporte Marítimo de Corta Distancia (TMCD)

ENERGIA

SIEPAC (Sistema de Interconexión Eléctrica para los Países de América Central)
Interconexión México -Guatemala
Interconexión Panamá-Colombia
Presas Hidroeléctricas
Programa Mesoamericano de Biocombustibles
Primera etapa:
PAIS INSUMO ESTADO ACTUAL
El Salvador Higuerilla En operación
Honduras Aceite de Palma En operación
Guatemala Jatropha Financiamiento
Segunda etapa:
Comprende la instalación de plantas pilotos en México, República Dominicana, Panamá, Costa Rica, y la formación de la Red Mesoamericana de Investigación y Desarrollo en Biocombustibles, constituida formalmente en agosto de 2009 e impulsada por México. Su objetivo: fomentar la investigación, la promoción, capacitación e intercambio de experiencia en torno a los agrocombustibles.

TELECOMUNICACIONES

Autopista Mesoamericana de la Información (AMI)
Comprende una red de fibra óptica que se instala aprovechando el cableado eléctrico de la red SIEPAC y se espera su funcionamiento para 2010. El objetivo de la red es un mayor alcance en la trasmisión de información (voz, datos, imágenes).
Se creó la empresa Red Centroamericana de Fibras Ópticas (REDCA), subsidiaria de la EPR.

FACILITACIÓN COMERCIAL Y COMPETITIVIDAD

Comprende iniciativas que buscan facilitar el comercio, las inversiones y una circulación más fácil y veloz de las mercancías y productos.
Procedimiento Mesoamericano para el Tránsito Internacional de Mercancías (TIM)
Es un sistema que se pretende instalar en los puntos fronterizos para agilizar trámites aduaneros y migratorios.
Se pretende aplicar sobre el tránsito de electrónica de datos. mercancías del Corredor Pacífico de la RICAM. Incluye la simplificación de trámites y la transmisión eléctronica de datos.
Modernización de Aduanas y Pasos Fronterizos
Se han modernizado varios pasos fronterizos, como el Puerto
Fronterizo Río Hondo - (entre México y Belice), de vital importancia para el Corredor Atlántico de la RICAM, y Recinto portuario El Ceibo (México - Guatemala), como parte del Corredor Turístico del Caribe perteneciente a la RICAM.
Indicadores Mesoamericanos para la Competitividad
Busca facilitar a los países indicadores comunes para la medición, monitoreo y análisis, que permita realizar recomendaciones a los gobiernos; facilitando la conformación de una agenda regional de competitividad.

Eje de Desarrollo Humano y su Entorno

DESARROLLO HUMANO

Sistema Mesoamericano de Salud Pública
Busca dar una respuesta a los problemas comunes de la región en cuanto a salud, basado en las áreas de nutrición y alimentación, salud materna, vigilancia epidemiológica, control del dengue y malaria, vacunación universal, entre otros.
Instituto Mesoamericano de Salud Pública (IMSP)
En julio de 2009 se constituyó formalmente el Instituto Mesoamericano de Salud Pública (IMSP), formado por una red de instituciones académicas, de investigación y desarrollo en salud pública, para apoyar a los Sistemas Nacionales de Salud. Su financiamiento proviene en un 52% de la Fundación Bill y Melinda Gates, y el resto de la Fundación Carlos Slim, a través del Instituto Carso para la Salud.

DESARROLLO SOSTENIBLE
Estrategia Mesoamericana de Sustentabilidad Ambiental (EMSA)

VIVIENDA
Programa para el Desarrollo de Vivienda Social en Centroamérica

Notas

23. "Chiapas, estratégico para el Proyecto Mesoamérica: Juan Bosco",
Comunicado 2947 del Instituto de Comunicación Social del Estado de
Chiapas, 15 de agosto de 2008.
24. "Tercer Informe de Gobierno", Palabras del gobernador del estado
Juan Sabines Guerrero ante el Honorable Congreso del Estado, 29 de
noviembre de 2009.
25. "Recorren representantes de 10 países de Mesoamérica planta de
biodiesel en Chiapas", Expreso Chiapas, 27 de agosto de 2009.
26. Para más información, véanse los tres boletines "La nueva fase
del Plan Puebla Panamá en Chiapas", de Chiapas al Día, CIEPAC
números 560, 561, 562
28. "El Plan Puebla Panamá: una revisión geopolítica", José Luis
Cadena Montenegro, Órgano Informativo del Instituto de Geografía de
la UNAM Año 1, No.5, octubre de 2005.
--
---------------
C I E P A C
Centro de Investigaciones Economicas y Politicas de Accion Comunitaria, A.C.

Calle de La Primavera # 6
Barrio de La Merced
C.P. 29240 San Cristobal de Las Casas, Chiapas, Mexico
Telefono y Fax: +52 (967) 6745168

Email: ciepac en laneta.apc.org

Página Web: http://www.ciepac.org