Los 72 cuerpos hallados en Tamaulipas son de migrantes: sobreviviente

E-mail Imprimir PDF

Pretendían ingresar a EU y fueron atacados por un comando armado: joven que sobrevivió a agresión.

La Jornada en línea
Publicado: 25/08/2010 12:38

Matamoros, Tamps. Los 72 cadáveres hallados en un rancho en Tamaulipas son migrantes de Centro y Sudamérica que pretendían ingresar a Estados Unidos y que fueron atacados por un grupo armado, presuntamente zetas que pretendían extorsionarlos, aseguró un ecuatoriano que sobrevivió a la agresión y dio aviso a las autoridades.

El joven de 19 años, identificado como Luis Fredy Lala Pomadilla, se encuentra internado con una herida de bala en el rostro en el Hospital Civil de Matamoros, donde rindió su declaración y dijo que sobrevivió porque los atacantes lo dieron por muerto.


La Secretaría de Marina informó anoche el hallazgo de 72 cuerpos en un rancho del municipio de San Fernando, a 22 kilómetros de la cabecera municipal; 58 eran hombres y 14 mujeres.

 

"Los cuerpos estaban tirados en la superficie del rancho y no estaban enterrados en una fosa. Estamos investigando todavía el tiempo que tienen en el lugar", dijo a Reuters un portavoz de la Secretaría de Marina.

A decir del sobreviviente, el grupo de migrantes estaba integrado por brasileños, hondureños, salvadoreños y ecuatorianos que ingresaron por Chiapas y se dirigían a la frontera Matamoros-Brownsville cuando fueron interceptados por sujetos armados que se identificaron como parte de Los Zetas.

Tras interrogarlos e intentar extorsionarlos, los sicarios les dispararon dando por muerto al ecuatoriano, quien pudo arribar hasta un puesto militar donde elementos de la Armada le brindaron auxilio.

Luego de conocer el testimonio de la víctima, un grupo de la Armada de México se trasladó al lugar referido por el migrante. En el trayecto, los elementos federales se encontraron con sujetos armados a quienes se enfrentaron con un saldo de un marino y tres pistoleros muertos.

Al grupo armado se les decomisaron 21 armas largas, seis carabinas M-4, tres fusiles, siete escopetas libres, cinco rifles calibre 22, mil 010 cargadores de diferentes calibres, tres fusiles AK-47, uniformes, camuflajes y una camioneta clonada de la Secretaría de la Defensa Nacional.

En conferencia de prensa, el portavoz de seguridad, Alejandro Poiré, señaló que se están confirmando todavía las identidades con los respectivos países y calificó la matanza de un "suceso sumamente grave, absolutamente indignante".

Según señaló, la delincuencia organizada lleva un tiempo secuestrando migrantes para extorsionarlos o para sumarlos a sus filas, lo que evidencia que enfrentan "una situación muy adversa" de financiamiento y para reclutar gente.

El subsecretario de la Secretaría de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe, Salvador Beltrán del Río, explicó que el sobreviviente tiene problemas para hablar, debido a que recibió un balazo en el cuello.

Por su parte, el portavoz de la Secretaría de la Marina, José Luis Vergara, informó que el hallazgo tuvo lugar el lunes (no el martes como se había indicado en un principio), cuando el ecuatoriano herido llegó a pedir ayuda en un puesto de control carretero de infantes de Marina.

Los 72 cadáveres fueron trasladados para su autopsia al Servicio Médico Forense, donde serán preparados para ser enviados a sus países de origen.

La Procuraduría General de la República investiga el caso e integró la averiguación previa PGR/TAMPS/MAT-III/2194/2010.

 

(Con información de Reuters y Dpa)