Inmigrantes Latinoamericanos en los Estados Unidos Condenan la Masacre Contra Sus Hermanos y Hermanas en México

E-mail Imprimir PDF

Exigen Investigación Inmediata y Castigo a Los Responsables

Chicago IL- En miércoles 25 de Agosto se dieron a conocer las primeras noticias acerca de una de las peores masacres ocurridas en México, cerca de la frontera de Brownsville, Texas. Según las noticias, los 72 cuerpos descubiertos eran todos de personas migrantes latinoamericanas, la mayoría originarios de El Salvador, Honduras, Ecuador y Brasil. En reacción a esta horrenda y triste noticia, líderes de la Alianza Nacional de Comunidades Caribeñas y Latino Americanas (NALACC), la red más grande de organizaciones de inmigrantes caribeños y latinoamericanos en Estados Unidos, emitieron las siguientes declaraciones:

“La masacre cometida contra nuestros hermanos y hermanas en el estado de Tamaulipas, México, demuestra el nivel de salvajismo que las organizaciones criminales son capaces de ejercer contra seres humanos, al igual que el grado de confianza que tienen sobre la impunidad de sus acciones criminales en México,” comentó Angela Sanbrano, Presidenta de NALACC. “Estas noticias tan tristes, particularmente para los hijos, conyugues y padres de los migrantes asesinados en México, representan la intensificación más grande hasta la fecha de violencia que ha afectado a un número creciente de comunidades en México, al igual que a migrantes que transitan por México en busca de una oportunidad para alcanzar una mejor vida para ellos y sus seres queridos en los Estados Unidos de América,” agregó la Sra. Sanbrano. “Las políticas punitivas, al igual que la incapacidad de las autoridades mexicanas para asegurar el bienestar de las personas, incluyendo a migrantes en tránsito, han contribuido en buena medida a la creación del ambiente en el que ha sucedido este crimen tan horrendo y otros casos de abuso cometidos diariamente en México, particularmente contra las personas migrantes,” concluyo la Sra. Sanbrano.

“La falta de oportunidades básicas para que la gente común pueda tener una vida digna en sus países de origen, incluyendo acceso a un buen sueldo, acceso a libertades individuales, acceso a la educación y la salud, acceso a afirmar y celebrar sus culturas, es lo que obliga a tanta gente a tomar la decisión dolorosa de emigrar de sus países de origen en busca de una oportunidad en países como Estados Unidos de América,” comentó Juvencio Rocha Peralta, Vice-presidente de NALACC y Presidente de la Asociación Mexicana de Carolina del Norte (AMEXCAN). “Mientras esta situación continué y mientras las políticas migratorias sigan siendo manejadas por principios restrictivos y de exclusión, seguiremos viendo violaciones sistemáticas de los derechos de las personas migrantes, incluyendo atrocidades como la masacre recién perpetrada,” agregó el Sr. Rocha Peralta. “La única manera de resolver esta tragedia humana es reconociendo la necesidad de adoptar un nuevo conjunto de políticas de desarrollo económico, social, político y cultural; capaces de inducir a la mayoría de las personas a querer permanecer en sus países; al mismo tiempo que abriendo paso a nuevas políticas migratorias basadas en un reconocimiento del impacto positivo que las migraciones tienen en los países receptores, como en los de origen; y por sobre todo, basadas en un reconocimiento de la humanidad de cada persona inmigrante,” concluyo el Sr. Rocha Peralta.

“Lo que acaba de suceder en México es un crimen contra la humanidad. Como tal, este es un llamado a todos los gobiernos comprometidos con el respeto a los derechos humanos a intervenir de tal manera en la que todos las partes responsables por este crimen sean llevados a la justicia y penalizados por tal atrocidad,” comentó Oscar Chacón, Director Ejecutivo de NALACC. “El peso es más grande e inmediato para el gobierno Mexicano. Lo menos que esperamos es una investigación completa e inmediata por parte del gobierno Mexicano y la cooperación plena del resto de gobiernos en América Latina, al igual que del gobierno de Estado Unidos,” agregó el Sr. Chacón. “Es imperativo llevar a la justicia a los responsables de esta masacre. De otra manera, el mensaje que se transmitirá es que es aceptable continuar violando los derechos humanos, incluyendo matanzas indiscriminadas de migrantes que transitan por México,” comentó el Sr. Chacón. “NALACC establecerá contacto con organizaciones claves de derechos humanos en los países de origen de las víctimas, al igual que en México y en Estados Unidos, para explorar juntos maneras de asegurarnos que los autores de este crimen sean llevados a la justicia. De la misma manera, NALACC también contactará a todos los gobiernos involucrados para explorar la posibilidad de una acción conjunta a nivel internacional para asegurar que la justicia se cumpla,” concluyó el Sr. Chacón.